Viajes

Cinco Escapadas ideales para disfrutar del otoño en Europa

Pin
Send
Share
Send


Donegal

Llega el mes de octubre y, con él, el otoño que deja atrás un verano en el que Europa se ha calcinado sin remedio por culpa de un calentamiento global que avanza cada década, cada lustro, cada año. Las hojas de los árboles toman un color cobrizo y, de manera casi imperceptible, los días parecen acortarse y las prendas de manga larga van ocupando la parte superior de los cajones de nuestros armarios.

Esto, para mí, es una bendición. Hace 15 años que tengo un problema linfático que me hace huir de las altas temperaturas y el otoño y la primavera se han convertido, desde entonces, en mis estaciones preferidas.

Pero el otoño también debería gustarte si eres un viajero que va buscando ofertas y bellos lugares que visitar sin el hándicap de las aglomeraciones turísticas. Los precios bajan y las ofertas inundan los medios de comunicación.

Si dispones de unos días libres, son varias las ciudades europeas cuyos colores otoñales te atraerán sin remedio. Aquí te dejo algunas ideas para este otoño 2015.

Malta

La Valletta Malta

Esta pequeña isla del Mediterráneo, a caballo entre Europa y África, guarda grandes tesoros naturales e históricos.

En esta época del año las temperaturas aún son agradables y sus calas y playas, junto con las estrechas calles enmarañadas de La Valletta, están libres de las hordas de turistas que las toman al asalto cada verano.

Disfruta de las playas de aguas cristalinas y arenas doradas, como Birzebbugia, Buggibba o Gnejna Bay en la isla de Malta o las de la solitaria Gozo.

En La Valletta podrás respirar su pasado templario en cada esquina. Los Caballeros de la Orden de Malta se asentaron durante varios siglos en el archipiélago y los libros de historia recuerdan su heroica resistencia durante el sitio de los turcos entre mayo y septiembre de 1565. Dicen que esta batalla, en la que la flota turca hizo el mayor despliegue marítimo que se daría hasta el día D de 1944, cambió el signo de las guerras religiosas entre cristianos y el sultán turco.

Como premio a su valentía y fuerza, los reyes cristianos recompensaron a los Caballeros de la orden con grandes sumas de oro y dinero, pudiendo construir hospitales, palacios, iglesias y fortificaciones que le dan, a día de hoy, ese aire imperial a la capital de Malta.

Donegal, Irlanda

Pin
Send
Share
Send