Viajes

Ora et labora en el monasterio de Santo Domingo de Silos, en Burgos

Pin
Send
Share
Send


Monasterio de Santo Domingo de Silos

A pesar de tener raíces familiares en Burgos capital, tardé muchos años en visitar esta preciosa ciudad. Además, hasta hace un par de semanas, el resto de la provincia burgalesa era para mí un lugar totalmente desconocido.

Por eso agradecí mucho la invitación que recibí para conocer la comarca de Arlanza.

Aquella mañana de domingo, el aire burgalés olía a despedida. Es algo muy común a lo que ya estoy acostumbrado, pero se hace todo un poco más triste cuando has tenido la suerte de coincidir con un grupo de personas con el que has encajado a la perfección desde el primer momento. No siempre es así, y todo el mérito es atribuible a nuestra querida Alba, la coordinadora.

Habíamos quedado impresionados con la imponente belleza barroca de la villa ducal de Lerma, nos habíamos sentido como Clint Eastwood en Sad Hill - el lugar donde se rodó el mítico duelo final de El bueno, el feo y el malo de Sergio Leone - y habíamos paseado por la castellana Covarrubias, a cuyas afueras, en el medio de un valle, encontramos una promesa de amor convertida en una iglesia futurista en honor a San Olav. Todo esto regado con el buen vino de bodegas castellano leonesas, como Buezo, y acompañado de la sabrosa - y contundente - gastronomía burgalesa.

La mañana lucía soleada cuando llegamos a nuestro último destino del viaje: Santo Domingo de Silos.

Santo Domingo de Silos

Puente en Santo Domingo de Silos

La pequeña población de Silos - que según el censo, no tiene más de 250 habitantes - tiene un claro aire medieval. Sus casas de adobe con entramados de madera al aire, se muestran sencillas en unas calles que reposan en absoluta tranquilidad entre semana, para acoger al moderado bullicio de turistas y visitantes los fines de semana y festivos.

A su lado, algunas casonas nobiliarias intentan destacar, queriendo ser recordadas por su pasado glorioso, cuando insignes caballeros las habitaban y en las que se pertrechaban con sus armas y armaduras antes de ir a la guerra. Entre ellas, destaca la conocida como La Casa Grande. Junto a ella, los restos de muralla - del siglo XII - y el Museo de Sonidos de la Tierra son los atractivos del pueblo. Sin contar, eso sí, con la gran joya de la corona: el monasterio de Santo Domingo de Silos.

Monasterio de Santo Domingo de Silos

Santo Domingo de Silos

Video: Un retiro silencioso en el Monasterio del Paular (Junio 2020).

Pin
Send
Share
Send